8 de septiembre de 2008

El poder de la moda



Rescatemos una escena de Sexo en Nueva York (el film) en la que Carrie le lee a Big a modo de enseñanza sentimental, unos trozos de cartas de amor de personajes ilustres recopiladas en el libro Love letters of great men.
Bueno pues no solo el cinturón de Carrie, o sus perlas, o los estilismos de Patricia, han sido objeto de codicia por las seguidoras de la serie y/o la peli. Un número considerable de espectadores se ha lanzado a las librerías para hacerse con un libro que sencillamente... no existía. Ha sido tal la demanda que un oportunista y oportuno editor ha decidido recopilar lo escrito para satisfacción de los demandantes. Cada vez somos más de la condición culo veo culo quiero. No lo critico, al contrario. Cuando se trata de ser mejores esta es una actitud más que positiva. Puede que todos los que han cargado contra la peli con la misma superficialidad de la que acusaban a personajes y público, verán algo positivo en la noticia. El cine crea literatura, la moda crea lectores. La superficialidad sólo está en los ojos del que mira poco.

3 comentarios:

té americano dijo...

Me quedo con una frase de esa escena, que me obsesionó desde que salí del cine: never misjudge the most faithful heart of your beloved, perteneciente a un poema de Beethoven,del no-libro.
Un beso gigante.

Noelia* dijo...

Esta película es el escaparate del año, todo lo que en ella sale es buscado, perseguido, adquirido, reservado... como publicista le doy un 10 al soporte!! Y como fan de Sex in the City digo que me encantó esta escenaaaa!Me parecemuy tierno lo de las gafas. Me gusta tu blog. Un beso

t38 dijo...

Té americano, ¿la traducción sería algo así como "nunca juzgues al corazón fiel de tu amado"?
Un besazo también

Noelia, la verdad es que tienes razón, todo en la peli es codiciado, y sí la escena es de pan bimbo como bien dices. Estamos encantados de tener lectoras como tú por aquí. Besos.