3 de julio de 2012

Érase una mujer a un tocado pegada...

Érase un tocado superlativo!! Anna Dello Russo, colega blogger,  no es una mujer de medias tintas, le van las emociones fuertes en lo que a moda se refiere y disfruta poniéndose objetos imposibles en la cabeza. Para ello cuenta con un cómplice, Piers Atkinson que le pertrecha los sombreros más delirantes del streetstyle de referencia: cerezas, sandía, muñeca peruana, huevo, su acrónimo en un juego con el slogan de Dior "J´Adore"... 

Directora de Vogue Japón (antes trabajo en Vogue Italia y Vogue Hombre), salió por primera vez en The Sartorialist en el 2006 y de ahí al estrellato, con dos décadas de trabajo en la sombra del business. Cada una de sus apariciones provoca una nube de expectación. Siempre apoyada por sus asistentes (también italianas) Viviana Volpicella y Aurora Sansone estilistas de la revista que  cuidan hasta el mínimo detalle de los estilismos de su jefa. Anna ama a "la musa" que es como denomina a la moda, su vida, su pasión como una adicción o droga cara (porque no pide nada prestado, siempre compra lo que se pone, todo nuevo, ya que detesta el vintage) de la que obtiene un placer inmenso. O como la llamó Helmut Newton (el primero que la fotografió y con el que trabajó en impactantes editoriales en los 90) "una maniaca de la moda" que a la edad de 12 años pidió a sus padres de regalo de cumple un pack de Fendi que consistía en bolso, paraguas, cartera y bufanda, todo a juego!

Hablamos de pasión sí, pero también de trabajo, porque hay ocasiones como en las semanas de la moda en las que puede llegar a hacer hasta 3 cambios de look! Así no extraña que cuente en  su ciudad, Milán, con un apartamento sólo para sus vestidos y zapatos ¡¡más de 4.000*!!!(al cierre de este post puede que ya se hayan convertido en un bloque de viviendas). Al lado de este, el apartamento nº2, su hogar que comparte con Cucciolina, perrita, amiga y confidente que sigue a esta imparable mujer de 50 años, en sus tres horas diarias de Yoga. No hay un hombre en su vida, que se sepa, porque entre otras cosas, no tendría armario para él. Cuestión de prioridades.

Todo su legado quedará recogido en una fundación, la italiana lo desea... Nosotros también.

*Dato del 2009.

4 comentarios:

Patrice Low Cost dijo...

allá donde vaya siempre llamará la atención para bien o para mal, ella es única.
besos
te sigo guapa
http://patricelowcost.blogspot.com

Cristina A. dijo...

Jajaja, "no hay un hombre en su vida, que se sepa, porque entre otras cosas no tendrá armario para él" me parto con esta frase.

Pues si, será lo que tu quieras... pero ese marco-rococó de sus fotos me parece horrendo :P
Un saludo desde http://www.allyouneedissew.com

Talla38 dijo...

Patrice Low Cost, pues sí ha encontrado su felicidad en esa exposición a la cámara.
Cristina A, jajajaja qué bueno, yo siempre he pensado lo mismo al ver esos marcos.

Besos y gracias por pasar.
Nos leemos :)

Sony dijo...

Esta estupenda la tia!!! será el Yoga ?