7 de junio de 2012

Vistiendo a lo Frida

 

Me ha encantado descubrir que Frida Kahlo llevaba unos divertidísmos pendientes de manos de muñecas, regalo de Picasso. Si visitas el museo de Frida en Coyoacán, Mexico,  en su estudio podrás ver (en una caja de cristal) uno de ellos, al que le falta un dedo. Estos pendientes tienen que ver con los "milagros": piezas hechas de marfil o cera con formas del cuerpo humano que han de ser curadas y que se depositan en el altar del santo al que se reza. Desconozco su eficacia pero son tan bonitos que no los dejaría en ningún altar...

2 comentarios:

AnaZ dijo...

Hola, buenas tardes:

Uff lo siento pero aunque los lleve Frida, en alguna iglesia he visto esos miembros de cera, que son ofrendas efectivamente, y me dan un grima.

Que paséis buena tarde.

Talla38 dijo...

Hola AnaZ,
También los he visto y dan cosilla, pero estos pendientes desprovistos de cualquier sentimiento religioso son simplemente surrealistas :)

Gracias por comentar
Saludos!!!!