10 de abril de 2012

10 grandes momentos de la Street Style Photography

La fotografía de moda en la calle vive una eclosión. A la entrada y salida de los desfiles la guerra de clicks suena como una bandada de pájaros en busca de su presas. En T38 hemos querido rendir un homenaje a esta profesión, intentando congelar 10 instantáneas.

Pero antes que nada, reconozcamos el trabajo de LAS FOTÓGRAFAS con estilo (con el permiso de ellos): Modelos metidas a fotógrafas, estilistas metidas a fotógrafas, bloggers, periodistas y... Garance, porque nadie como ella es capaz de hacer una foto con tantas cosas en las manos y seguir teniendo estilo. Puro malabarismo!


1/El mal tiempo es una buena noticia
Llueva, nieve o caigan chufos de punta, la foto ha de hacerse. Un tiempo adverso solo puede ser un buen aliado para mágicas instantáneas. ¿Quién dijo frío?

 

2/ Foto de familia
No es habitual, pero a veces ocurre que la familia se reune y entonces es cuando la fotógrafa empieza a disparar click! click!!! para captar el momento. Algunas se niegan como Carine y andan 2 pasos por delante de su descendencia. Pero hasta las más extrañas familias se ven retratadas ;)

3/ La japonesa adosada a la fashionality.
Cuidado, va a ser muy difícil que no salga en la foto. Ahí están siempre con su libreta, dando pasitos rápidos al lado de la fotografiada a la par que anotan el origen de todas las prendas. Arigatooooo!

 
4/ No sin mi mascota.
Es muy duro dejar a tu perrito en casa, así que a menos que sea un mastín, lo mejor es calzarlo en el bolso y ¡ale! al desfile. En la catalogación de mascota se admite todo tipo de animal de compañía (vivo o no, peluche o simplemente, cosa).


5/ Las Dancing Queens.
Ellas son las reinas de la pose. A menos que seas Michelle Harper o Natalie Joos. No lo intentes, corres el riesgo de contracturarte. La más extraña de todas, la ofrecida por la diseñadora rusa Ulyana Sergeenko, una obra de arte del modelado surrealista ("mujer retocándose el maquillaje").


6/ El mejor amigo de la mujer es...
¡El bolso! Un aliado cuando no se sabe dónde poner las manos ante la foto que admite infinidad de estilos: la exhibicionista, el bolso-escudo, la despistada, la avariciosa, el cara-clutch... Aviso: corres el riesgo de que te quite protagonismo.

 

7/ Tres son multitud pero 2 es lo ideal.
No hay color entre recorrer sola esos metros hasta la entrada de los desfiles y hacerlo acompañada; si el mejor amigo de la mujer es su bolso, su mejor complemento es otro ser humano. Hay humanos intercambiables y parejas deliciosas como Viviana y Aurora a las que nunca nos cansamos de mirar. ¡Adorables!


8/ Corre! fashionality, corre!
Tardonas o excusas a parte, la llegada a un desfile puede convertirse en un sprint y aquí es donde una buena fotógrafa se la juega. Se aconseja activar el disparador simultáneo.


9/ El camuflaje, recurso inútil.
De nada sirve parapetarse bajo un casco o un sombrero de ala ancha. Ante el objetivo telescópico TODO es retratado y en lugar de pasar desapercibida, se está ofreciendo una razón poderosa para disparar.

 

10/ Y por qué no, EL CACHONDEO!!!
Se trata de pasarlo bien, y para qué poner morritos de seria con un trabajo por el que te pagan por ir a desfiles, viajar y lucir trapitos ideales. Además el kissing room siempre ayuda y es fácil que se escape la risa floja y algún que otro careto payasil.

2 comentarios:

Luis dijo...

Me ha encantado el post!
Toda la realidad de una profesión (cada vez mayor y mayor) plasmada en 10 momentazos!

Un abrazo:

Luis

talla38 dijo...

Gracias Luis!! :) Nos encanta que te guste.
Si T38 practicara más la fotografía de streestyle, no dudes que serías uno de nuestros "musos".

Un fuerte abrazo