11 de febrero de 2009

Vestidos de gran premio

Cada uno por sus razones, vamos a repasar los vestidos que habitan en nuestra memoria americana de los Oscars, los que más nos gustan en Talla38, unos modelos que destacaron y brillaron aún más que la estatuilla de sus propietarias. ¿Echáis en falta algún otro...?

El Valentino vintage, de Julia Roberts (2001).
Fue un as en la manga, el modelo es sencillamente elegante, con esa cola de tul por detrás y el finísimo detalle de la línea blanca. Sabia elección que dio el pistoletazo de salida al uso del vintage en la gala de los oscars. Nunca la hemos visto tan bien vestida y es que no hacen falta excesos para recoger la dorada estatuilla, dejar huella y marcar estilo sin estridencias.




El "nada-por-detrás" de Guy Laroche, de Hilary Swank (2005).
Discreto por delante, pero cuando se giró pudimos comprobar que el azul drapeado tenía una isla: la magnífica espalda de la actriz. Adaptado a la perfección para su figura, fue un buen punch de elegancia para la boxeadora más estilosa que jamás piso un ring.




El bondage Gaultier, de Nicole Kidman (2003).
Quizás no formaban un matrimonio previsible: Nicole+Jean Paul. La actriz de pelo indomable arriesgó y acertó. El vestido aunque sobrio era original en los tirantes y drapeados. Una firma nueva ocupó la alfombra roja y eso que Nicole no era francesa. Se agradecen las nuevas apuestas y Gaultier es un salvaconducto de originalidad.



El principesco Escada, de Kim Basinger (1989).
La interpretación de cine clásico por la que ganó bien merecía un vestido con charme y corte clásico inspirado en Grace Kelly. Lo consiguió con este verde de Escada que se hizo de rogar (Kim rechazó hasta cuatro modelos) y se terminó de confeccionar horas antes de la gala.




El florido Givenchy, de Audrey Hepburn (1954)
Un sencillo vestido primaveral ceñido por un fino cinturón. Sin duda un modelo que resistiría cualquier época. ¿No os imagináis a Penélope con uno parecido?




El pantera rosa de Ralph Lauren, de Gwyneth Paltrow (1999)
Un adecuado color para la reina del celuloide pastel. Le criticaron la elección pero ella supo hacerlo suyo y lo acompañó de un collar de brillantes que le habían regalado sus padres.


4 comentarios:

Cris Sevilla dijo...

¡¡Magnífica selección!! me encantan todos, pero, sin duda, me quedo con el Valentino de Julia... es de lo mejor que ha pasado por la alfombra roja de los Oscars sin duda!
Besos!!

SARA BASCUÑÁN dijo...

me maravilla el rosa de ralph laurent y el de valentino de julia son unos clasicos!

Paola Jordan dijo...

GI-VEN-CHY!! :D

T38 dijo...

Cris Sevilla, a mi tb es el que más me gusta tiene todo lo que me parece bonito en un vestido: sencillez, originalidad, elegancia...
Besitos!!

Sara, a mi el rosa me impactó cuando se lo vi, era también sencillo y ese color chicle :) Besitos!!

Paola Jordan,
un modelo intemporal, vigente, precioso, irresistible. Yo también grito contigo GI-VEN-CHY!!! Besos!