13 de febrero de 2009

¿Conoces a Christopher Ross?



Yo hasta hace bien poco, no. Me puso sobre la pista la madre de Sea of shoes que es una fanática de este diseñador de esculturas que se llevan en la cintura.

Son cinturones bestiales, maximalistas, dorados, fantásticos con sus ojos y su apariencia tan real. Para amantes de los animales y partidarios de los accesorios con importancia. Nada de cinturones estrechitos y discretos: fauna salvaje para no pasar desapercibida en la selva del asfalto. Los podrás encontrar periódicamente en las subastas de ebay pero ojo porque vuelan. Son como aquellos bolsitos de los que os hablamos, irresistibles. ¿Por qué nos gustará tanto las figuras de animales en complementos?



2 comentarios:

Montse dijo...

Son una preciosidad... ¡Quiero uno! ¡O dos! El de la rana, por ejemplo, me ha encantado.

Y fíjate que yo soy de las que no sienten pasión alguna por la fauna. Pero, qué cosas, qué monos los animalitos como complementos.

Ahora mismo llevo unos pendientes y un anillo de Elisa Brunells con unos peces cuyos ojos brillan.

Besets molt forts a València :)

vanessa dijo...

no los conocia. son muy bonitos.
besos