28 de septiembre de 2008

De cintura para abajo

Primero fue Nueva York, le siguió Madrid, Londres, Milán, ya París... Las pasarelas del mundo están en ebullición pero la moda no conoce sólo de pasarelas y en la calle se cuece el espíritu libre de las tendencias. Si nos dieran a elegir entre mirar desfiles o mirar la calle nos quedaríamos con la segunda porque es la que en definitiva adapta, mezcla y asimila e incluso crea. La realidad de la acera dicta que este otoño y durante muchos meses la importancia radica en el pantalón, os adjuntamos una infinita muestra en la que destacan como factores comunes: el largo que se acorta para que se vea el tobillo, las vueltas en el bajo del pantalón que dramatizan el efecto working, las cinturas que vuelven a colocarse en su sitio y el tiro que se dispara entre las piernas. Pitillos (grises), leggins (todavía), baggy pants, sastres, con pinzas, con cremalleras, de cuero... Todos ellos son los protagonistas del frío invierno y también lo serán de la primavera a juzgar por las propuestas de los diseñadores.

En la pasarela de la calle:






En la otra pasarela para la próxima primavera:




3 comentarios:

www.ahitevisto.com dijo...

Me encantan los baggy pants. Me parecen muy estilosos. Eso sí, acompañados de unas buenas plataformas.

www.ahitevisto.com

ad-fashion dijo...

Me gustan los baggy pants, pero creo que ya estoy empezando a cansarme de ellos...

Un saludo

t38 dijo...

www.ahitevisto.com, estoy 100% de acuerdo, no sin unas buenas alzas (en general casi todos los pantalones son realzados por la altura)
ad-fashion, se corre el riesgo como pasó con los pitillos de quemarlos de tanto verlos, pero aún les queda una temporada o más para que se democraticen en la calle porque no son tan fáciles de llevar, va a costar que entren a saco en el consumo general, eso sí en editos de moda y en internet nos vamos a hartar de verlos.

Saludos a las dos y gracias por pasar :)