8 de abril de 2008

Monsieur Dior




En 1930 un espejo se rompe en la casa de vacaciones de Christian Dior, el hombre supersticioso (que no recuerda que 11 años antes una adivinadora le había leído la mano anunciándole que la falta de dinero le llevaría a un triunfo con las mujeres, a obtener grandes beneficios y a largos viajes) tiembla ante tal desgracia, y los acontecimientos que a partir de ese hecho fortuito se suceden, le dan la razón: su hermano enferma, su madre muere, su padre se arruina y también su socio en la pequeña galería de arte de corta vida. Tal cadena de desgracias le lleva a vivir de la caridad de sus amigos, pero el hambre causa estragos y su salud se resiente. Y es precisamente en un viaje de reposo en las islas Baleares donde Christian Dior siente por primera vez la pulsión de hacer algo con sus propias manos, la necesidad de crear.

Empieza de dibujante en la casa Lelong. El modisto de aquella época depende del modelista, no de uno, de muchos, pues no crea, es un director de orquesta que elige entre los mejores modelos de las costureras o entre los diseños de los dibujantes especializados como el joven Dior. Las colecciones no se basan en una idea, inspiración; son retazos de las ideas de otros. Importa más el tejido que la forma. Pero ahí estaba Dior en la retaguardia, empapándose y observando desde su papel de tímido. El personaje de Christian Dior iba tomando forma.
Nuevamente el destino, la casualidad le sitúa en la renovación de otra casa, Gastón. Inicialmente dispuesto a renunciar al reto de relanzar la firma, no solo acepta en contra de su voluntad ... se sorprende a si mismo, anunciando que su interés no es resucitar la maison, sino crear su propia casa de costura!! Una que lleve su nombre, en el entorno adecuado y con carta blanca para hacerlo a su manera. Tenía 30 años.

Y a partir de ese momento comienza la leyenda: la elección de las modelos que inmortalizarán sus creaciones (en un primer anuncio al que erróneamente se presentan prostitutas), la encarnizada lucha contra cualquier forma de copia (sí, sí la piratería ya comenzaba y obligaba a cubrir todas las creaciones con telas blancas en su transporte del taller al desfile y a guardar un secreto absoluto entre los fieles trabajadores), las innumerables siluetas de sus creaciones inspiradas en nombres de flor (la mujer-tallo, la mujer-flor, la silueta corola...) y por supuesto, el New look. Pero no esperes profundas explicaciones sobre su nacimiento, Dior es breve, y cierra el debate de la nueva moda al referirse a la simple necesidad de devolver lo bello a la mujer tras las carestías textiles de la guerra y la imposición de un estilo que le desagrada, el zazou. La nueva moda fue el destino elegido por las mujeres jóvenes y de prometedor futuro como su creador. Era la moda conveniente en una época. No más explicaciones.
Pero hay más, muchas más entretelas que ir descubriendo en esta autobiografía.

Christian Dior y yo. Escrito por el propio maestro en 1956 está editado por GGmoda y T38 que quiere tanto a sus lectoras piensa que es de lectura absolutamente recomendable así que no os lo penséis si cae en vuestras manos.

6 comentarios:

HollyGo dijo...

¡Yo ya me lo he leído!
Me lo regalaron en Navidad y está bastante interesante. Ahora tengo pendiente "El siglo de Chanel" y estoy buscando uno sobre la moda a través del cine, pero no lo encuentro :(
Saludos!

t38 dijo...

ummm no esperaba menos de Super Holly ;)
Besitos

aka scrunchie girl dijo...

Estoy en ello..besos!

M@ri4 dijo...

¿quién lo edita?

;)

elena dijo...

mmm...interesante!!

yo tengo las biografías de balenciaga, armani, miyake y alguna más...

las abro de vez en cuando, para recordarme que la moda es arte.

Un saludo

t38 dijo...

m@ri4, lo edita GGmoda.
Aka, pues ya me contarás...
Elena ahora voy a por la de balenciaga...

Besitos a todas