6 de octubre de 2007

Los sindedos



El hermano pobre del guante siempre nos ha parecido más cómodo y práctico que su aristocrático familiar.

Porque permite seguir tecleando nuestro mac, ir bici, hurgar en el bolso, comernos un helado, lucir las uñas pintadas... ya es hora de hacerle un hueco en nuestro vestuario de invierno.
Largos o cortos pero siempre de lana, los mitones nos protegen del frío, sin molestar.

En Etsy hemos encontrado una larga variedad:













6 comentarios:

Alma DeLuXe dijo...

Pues chica, no se, a mí no me terminan de convencer...pero tienes toda la razón en cuanto a la comodidad...un saludo desde mi suite!!

t38 dijo...

Su aspecto es más rústico que el guante tradicional, pero dependerá cómo lo combines. Para un toque más "deluxe";-) siempre tienes los mitones de piel.

Un saludo y buen finde!

Holly Golightly dijo...

Y Lagerfeld, ¿el dios del mitón?

Un beso

t38 dijo...

Of course, Holly, Lagerfeld el más vivo ejemplo que el mitón aún existe.
Besos

Amia dijo...

Uffff, yo creo que nunca voy a poder con los mitones. Yo que siempre tengo las manos frías, si encima en invierno a los guantes les corto los deditos, me puedo quedar como un pajarín... y más aqui en el norte.
Yo me sigo quedando con los guantes enteritos, que me calientes bien las manos y, para este invierno, unos de Fun&Basic, de la tienda de mi amiga, de esos larguiiiiiiiiisimos hasta el codo

t38 dijo...

Amia, si eres friolera no hay color. Lo que pasa es que para las que vamos en bici, los mitones son un gran invento, porque sigues teniendo sensibilidad en los dedos para maniobrar y calientan.

Besitos!