19 de agosto de 2007

Editopaparazzi

Para complacer a Allure, ahí van las fotos del editorial de Harper´s Bazaar US de septiembre, fotografiado por Peter Lindbergh y protagonizado por Chloe Sevigny al más puro estilo Lindsay Lohan ingresando en un centro de rehabilitación.






















Esta moda de los editoriales a modo de reportajes pillados por paparazzi, no es nueva, pero el tema de las clínicas de rehabilitación para famosos, últimamente resuena con más intensidad, es un editorial que digamos, toca un tema de actualidad.

Mucho se parecen estas imágenes a las de Pete Doherty pidiendo perdón a Kate e ingresando en una clínica de desintoxicación, o las de los intermitentes ingresos de la mencionada Lohan. Y la verdad, es que comparando ficción y realidad, el editorial resulta frívolo en exceso.

Algunos pensarán que este tipo de editoriales no son de lo más originales ni apropiados para mostrar el escaparate de la moda. Yo creo que tampoco hay que tomárselos en serio, son espejo de la autocrítica, ironía de un mundo con más sombras que claros; pero muy distinto hubiera sido el significado de haberlo protagonizado otra actriz con más experiencia sobre la materia.

En cualquier caso se nota que Chloe es actriz y de las buenas (no nos imaginamos a otra que hubiera accedido a protagonizar un editorial así, que sin duda suscitará opiniones de todo tipo). Y la historia tiene final feliz.

4 comentarios:

Holly Golightly dijo...

El reportaje es muy novedoso aunque las clínicas de rehabilitación están en boga. Liza Minelli al fin y al cabo...

Besos

t38 dijo...

Hola Holly,
oye el edito no te recuerda mucho al publicado en vogue italia en el 2005, fotografiado por Meisel,con el título "Hollywood" emulaba los disparos de los paparazzi hacia los famosos, observando como comían, fumaban, compraban...


Besitos y encantados que nos leas.
Un abrazo

Allure dijo...

Soy una despistada! No me había dado cuenta del post hasta ahora...sorry

Muchas gracias!! :)

t38 dijo...

No pasa nada Allure, ahí estaba tu post dedicado para cuando pudieras leerlo.

Gracias por pasarte!